Una medicina para la mente

Recientes investigaciones destacan los beneficios psicológicos de ejercitarse: reduce el estrés y la ansiedad, alivia la depresión, mejora la concentración y el aprendizaje, y previene la pérdida de memoria en la vejez.

¿Cuántas veces hemos oído que el ejercicio físico es bueno para la salud mental? De tan conocida que es esta información, a menudo no la tomamos muy en serio. Sin embargo, los nuevos hallazgos sobre el efecto del ejercicio en nuestra salud, no solo física sino también psicológica, son sorprendentes y alentadores. Las investigaciones recientes revelan que el movimiento va mucho más allá de ayudarnos a bajar de peso o fortalecer nuestra musculatura.

El ejercicio físico puede ser comparado con una medicina pues reporta su utilidad en la prevención y el tratamiento de más de 40 enfermedades crónicas, entre ellas la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y la hipertensión arterial. Un estudio de la Escuela  de Salud Pública de la universidad de Harvard (EE. UU.) señaló que, en los hombres, practicar tres horas de ejercicio vigoroso a la semana reduce en un 22% el riesgo de sufrir un ataque cardiaco.

Media hora de ejercicio moderado, al menos 5 días a la semana, reduce a la mitad el riesgo de mortalidad. El ejercicio es importante a todas las edades, desde jóvenes hasta ancianos. El doctor Blair nos invita a darnos cuenta de cómo la vida automatizada de nuestra época nos conduce a movernos cada vez menos: hasta hace poco teníamos que levantarnos del sillón para cambiar de canal en la televisión.

las ventanillas de los coches requerían que moviéramos un poco el brazo para subir o bajarlas. Gastábamos más energía haciendo un plato que la que implicamos en meter una comida precocinada en el microondas. A lo que antes caminábamos de un sitio a otra para darle una información a un compañero en la oficina, ahora lo hacemos mandándole un correo electrónico. Estas pequeñas acciones hacen que dejemos de quemar unas 200 calorías diarias, lo que puede ser uno de los factores de la actual “epidemia de obesidad”.

Hay que tomar conciencia y empezar a acostumbrarnos a realizar ciertas acciones que nos hagan movernos como subir por las escaleras en vez del ascensor, caminar a la tienda en vez de coger el coche, levantarse del sofá en cuanto la televisión está en comerciales, parecen boberías, pero a la larga nos sirve para acumular una cantidad de ejercicio, que tan necesario nos harás falta en el futuro próximo.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
Una medicina para la mente, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Deja tu Comentario