Vive el presente – Mindfullness

Hoy les ofrecemos un tema bastante interesante, el Mindfullness. Dar vueltas una y otra vez al pasado o soñar con un futuro irreal  provoca tal estrés, ansiedad y miedo que nos impide vivir. Sólo hay una manera de combatirlo: centrarnos en el presente; y a ello nos enseña una técnica llamada, como antes mencionamos, Mindfullness.

El Mindfullness es una forma de estar en el mundo sin prejuicios. Nos enseña a estar abierto a las sensaciones y emociones, sin valorarlas o rechazarlas.

Frente a la psicología tradicional que nos habla de control para hacer frente al estrés y la ansiedad, han surgido nuevas técnicas (muchas influenciadas por la filosofía oriental) que sostienen que hay que dejar que los fenómenos perceptivos y sensoriales se muestren como ellos son. El Mindfullness es una de las más utilizadas en los últimos años por su efectividad.

¿Cómo consigo un estado  ‘ Mindfullness’?

Se consigue realizando estos cinco puntos:

· Céntrate en el presente: Siente las como suceden, sin buscar su control. No intentes cambiarlas por algo más positivo, simplemente acepta las experiencias y sensaciones tal y como se dan. Cada experiencia debe ser vivida en su momento, sin transformarla con pensamientos que podrían ser o lo que fue en el pasado.

· Ábrete a la experiencia y los hechos: Si nos centramos en lo que sucede y en lo que sentimos en el momento presente, viviremos de una forma más realista. Cuando tenemos tiempo de interpretar lo que nos ha sucedido, veremos que ya no es tan real, pues lo pasaremos por el tamiz de nuestros pensamientos subjetivos. Falsificaremos la experiencia vivida con la palabra, los prejuicios y pensamientos que nada tienen que ver con la sensación inmediata. De ahí que tenga que ser una experiencia no verbal y sí sensorial y emocional.

·  Acepta la experiencia sin valorarla: No podemos experimentar plenamente algo que deseamos que sea otra cosa. Por eso debemos centrarnos en el momento actual sin hacer ningún tipo de valoración y aceptando la experiencia como tal. Se trata de aceptar las circunstancias (nos gusten o no) y valorar los recursos de que disponemos en la vida, de este modo podremos saber cuál es la manera más adecuada de trabajar con todo ello para cambiar las cosas que podamos cambiar. Obviamente resulta más grato experimentar algo positivo, pero se acepta como igualmente natural la vivencia de lo desagradable. El malestar, el enfado, la contrariedad no es algo de lo que se haya que huir, sino que forman parte de nuestra vivencia.

· Elige las experiencias: Nosotros elegimos de forma activa en qué nos implicamos o centramos, sobre que actuamos y qué miramos. Somos nosotros los que debemos decidir centrarnos en el presente sin distracciones sobre lo que fue o lo que podría ser. Los objetivos, proyectos y valores de cada cual determinan a qué prestar atención. Una vez que hemos elegido una situación debemos vivirla y experimentarla tal y como es, de forma activa, aceptando todo lo que se dé.

· Deje de controlar las cosas: El Mindfullness no busca que controlemos nuestras reacciones, sentimientos o emociones, sino que los experimentos tal y como se producen. No se trata de reducir (controlar) el malestar, el miedo, la ira o la tristeza, sino de experimentarlos como tal. Cada momento de experiencia vivida plenamente es una experiencia de libertad.

Recuerda que si te sirvió o te gusto este post, puedes compartirlo con tus contactos en Facebook, Twitter o donde quieras..!! Gracias por estar al día con nosotros.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

1 comment

  1. Geralyn min

Trackback e pingback

No trackback or pingback available for this article

Deja un comentario