Grafología y personalidad

Cuando escribimos, dejamos salir inconscientemente el verdadero retrato de cómo somos. Defectos y virtudes que podemos transformar.


La letra con la que escribimos es el reflejo de nuestro carácter, de nuestro comportamiento y de nuestra capacidad intelectual. Por eso, estudiando nuestra escritura (forma, tamaño e inclinación de la letra, organización de lo escrito, dirección de las líneas, presión, velocidad y conexión…), un experto puede ayudarnos a conocer nuestros defectos y virtudes. Y es que la grafología constituye uno de los test de personalidad más eficaz que existen.

La Firma

Mientras que la letra que utilizamos al escribir una tarjeta o una carta refleja más la imagen social que queremos dar, nuestra rúbrica esconde la parte más íntima de nuestra persona. Analizándola se pueden descubrir muchas cosas de nuestro pasado, los desengaños y las llamadas ‘heridas del alma’.

Por ejemplo:

– Las personas maltratadas en la infancia, física o psicológicamente, suelen tachar con la rúbrica (el garabato final) toda o parte de la firma.
– Aquellos de carácter innoble o traicionero suelen tener una firma de texto ondulado, ilegible o muy complicado.
– La firma con letras muy grandes pertenece a una persona que se cree superior a los demás, y si es ascendente refleja una personalidad anuladora y bastante arrolladora.

Sin que apenas lo percibamos, nuestra personalidad va cambiando y con ella nuestra escritura, es por eso, que la psicoterapia gráfica es muy efectiva en casos como la baja autoestima, los complejos, la timidez, el estrés, la ansiedad… ya que para muchos grafólogos es posible observar en la escritura de una persona los rasgos patológicos antes de que manifieste un trastorno. La grafología no cura, pero puede ayudar a detectar anomalías.


Nuestra escritura refleja si padecemos una enfermedad antes de que ésta se manifieste.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (3 votes cast)
Grafología y personalidad, 5.0 out of 5 based on 3 ratings

1 comentario

Trackback e pingback

No hay trackback o pingback disponible para este artículo

Deja tu Comentario